La vida está llena de bellos y pequeños instantes irrepetibles

jueves, 22 de diciembre de 2011

¡Feliz y fotográfica Navidad!


Desde este blog le deseo a todos los amigos y visitantes que han pasado por aqui durante este año una muy Feliz Navidad y que paséis unas fiestas muy entrañables en compañia de vuestros seres queridos y amigos. Con todo el cariño y aprecio de Nieves.







Fotos tomadas en el Mercado de San Miguel y en el restaurante Botin de Madrid.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Paseo de las Hayas en Los Jardines del Moro ¿o mejor Paseo de las Hadas?


Al final resulta que lo que no vi en el Hayedo de Montejo la pasada semana, es decir, toda esa variedad cromática propia del otoño en su máximo esplendor, lo he visto en unos jardines de Madrid, concretamente en los Jardines del Campo del Moro, que están situados a los pies del Palacio Real. Están muy cuidados y son para mi de los más bonitos de la ciudad.

Su nombre hace referencia al campo donde los musulmanes sitiaron el antiguo Alcázar allá por el siglo XII. De aquel asentamiento surgió en el siglo XIX el nombre de Campo del Moro.

No suelen ser muy visitados e incluso puede que sean desconocidos para muchos madrileños, lo cuál no sabes a veces si eso es bueno o no, ya que si estuvieran masificados no estarían tan bonitos seguramente. Por cierto, están al lado de la estación de metro de Principe Pio, la entrada es gratuita y se pueden visitar de 10 a 18 horas en temporada de otoño-invierno y de 10 a 20 horas en la de primavera-verano.

Estas fotos son de hace un par de semanas y hoy dejo más fotos en la entrada de las que suelo dejar habitualmente, pero es que era incapaz de decidirme por sólo cuatro o cinco.















jueves, 15 de diciembre de 2011

El Hayedo de Montejo al final del otoño


Tenia muchas ganas de conocer el Hayedo de Montejo, un bosque cuya existencia se remonta a la última glaciación. Está en el norte de Madrid, en la misma frontera con la provincia de Guadalajra. Tiene sólo 250 hectáreas, pero dicen que en el otoño se transforma en un lugar mágico y muy hermoso. Hace dos meses reservamos una cita para ir a visitarlo, ya que su acceso está muy protegido. La semana pasada fuimos por fin a verlo, hicimos la Ruta del Rio, un paseo por la orilla del rio Jarama.

La verdad es que yo me habia hecho la ilusión de encontrarlo todo con toda la gama de colores típica del otoño, a pesar de que ya el otoño se está acabando, pero lo único que encontramos fueron hayas y robles casi completamente desnudos de hojas. Aunque a pesar de mi decepción, el paseo resultó muy agradable y no volví con la cámara vacia, estas son algunas de las fotos que tomé en ese paseo. Por cierto, el guia nos contó que la fecha ideal para verlo en su plenitud de belleza otoñal es en la primera semana de noviembre. ¡Lo apuntaré y quizás la próxima vez pueda verlo con más colores!







domingo, 11 de diciembre de 2011

En el Parque del Oeste: los milenarios ginkgos bilobas


La naturaleza en otoño es como un cuadro impresionista, es sorprendente ver las hojas de los árboles en su máximo esplendor cromático. Y uno de esos árboles que en otoño se transforman convirtiéndose en algo mágico es el ginkgo biloba. Este árbol es único en el mundo y procede de China, su nombre original significa "albaricoque plateado" y sus hojas tienen una curiosa forma de abanico. Dicen que tiene propiedades medicinales y curiosamente, este fue uno de los pocos árboles que quedó en pie en las cercanias del epicentro de la bomba atómica que se tiró sobre Hiroshima, por eso también se le conoce como "portador de esperanza". Y estas fotos de ginkgos bilobas las tomé hace varios dias en el Parque del Oeste en Madrid.






martes, 6 de diciembre de 2011

La catedral de San Pablo de Londres en un frio dia de diciembre


Todo el que me conoce sabe que Londres es mi ciudad favorita y que lo mio con Inglaterra y con los ingleses es casi una fijación. He ido varias veces e incluso he vivido allí. Mi último viaje a esta ciudad fue en diciembre de 2009, en los dias previos a Navidad, una época preciosa para visitarla. Fui con una de mis sobrinas, Cristina, que también se quedó enganchada de esta ciudad abierta y cosmopolita, desde que fue a estudiar inglés alli unos meses antes y recuerdo que nos hizo mucho frio, porque precisamente pillamos unas fechas en las que cayeron unas grandes nevadas en toda Europa, e incluso nuestro vuelo de vuelta a Madrid estuvo a punto de ser uno de los muchos que se llegaron a cancelar en esos dias. Pero a pesar del frio que pasamos, nos divertimos mucho e hicimos un montón de fotos. Estas las tomé cuando fuimos a visitar la impresionante catedral de San Pablo, que ofrece unas vistas espectaculares, desde cualquier rincón de la ciudad.

Fue construida a finales del siglo XVII sobre las ruinas de una antigua catedral medieval, fue una de las pocas edificaciones de la zona que sobrevivieron a la 2ª Guerra Mundial y alli tuvo lugar, entre otros hechos más o menos importantes y singulares, la boda del príncipe Carlos y Diana de Gales.







viernes, 2 de diciembre de 2011

El viejo Madrid de hoy


Es muy curioso como simplemente coloreando en tono sepia cualquier fotografia que hayamos hecho de alguna calle de nuestra ciudad, tendremos la sensación de haber retrocedido en el tunel del tiempo varios años atrás ¿verdad?, aunque realmente estemos en el año 2011 .......








Puedo imaginarme a mis padres paseando por estas calles agarrados del brazo, cuando yo aún no habia nacido, hace ........ unos cuantos años (jejeje).

eran guapos ¿verdad?


Por cierto, en ese restaurante de las fotografias estuvo mi padre trabajando 44 años, hasta que se jubiló.

martes, 29 de noviembre de 2011

El beso de Times Square



El día que la 2ª Guerra Mundial terminó, los neoyorquinos tomaron la plaza de Times Square en Manhattan. Un joven con un traje oscuro de marinero, en concreto, se había dedicado a agarrar y besar a todas las muchachas que pasaban por delante – chicas jóvenes y mujeres mayores por igual. El fotógrafo germano-americano de la revista LIFE Alfred Eisenstaedt estaba por allí con su Leica, siguiendo las andanzas de este extraño dandi.

Una joven, por otro lado, en un traje blanco de enfermera estaba parada en la bulliciosa multitud. Sin más preámbulos, el marinero, que todavía estaba buscando a chicas que besar, se hizo con la enfermera y de sopetón le plantó los labios en los suyos. En medio de la celebración del día de la Victoria y entre los ojos de todos los neoyorquinos, Eisenstaedt tomó la fotografía de este beso de unos completos desconocidos que ahora es conocida en todo el mundo como Día de la Victoria en Times Square o, alguna veces, El beso de Times Square.

El contraste de los atuendos en blanco y negro de estos dos tortolitos hace que la fotografía tenga aún más significado. Además parece como si ella estuviera agarrándose la falda, y es casi inapreciable que estas dos personas apenas se conocían el uno al otro. Inmediatamente después de que Eisenstaedt tomara la foto, cada uno se fue por su camino sin que nadie les preguntara sus nombres.

Esta fotografía se publicó en la revista LIFE y se convirtió en un éxito instantáneo, ya que retrata perfectamente el final de una larga lucha americana. Se convirtió en una parte ejemplar de la cultura pop. En 2005, se colgó una reconstrucción de la foto para conmemorar el sesenta aniversario del evento y una escultura gigante del beso de los desconocidos fue construida y expuesta en Times Square.

La identidad de la mujer no se conoció hasta finales de los años setenta, cuando la propia Shain escribió al fotógrafo para decirle que ella era la protagonista del momento épico que Eisenstaedt capturó el 14 de agosto de 1945. La mujer tenía 27 años y trabajaba por aquel entonces en el Doctor's Hospital de Nueva York. Sin embargo, la identidad de él sigue siendo un misterio.

La enfermera se llamaba Edith Shain y murió el año pasado cuando contaba 91 años.  Y respecto a la famosa foto dijo:  "El muchacho me agarró y yo cerré los ojos. Le dejé besarme, porque había estado en la guerra, luchando por todos nosotros, y me sentí feliz de hacerlo. Después me dejó sola y me marché", contó en numerosas ocasiones Shain. "La gente me dice que cuando yo esté en el paraíso, ellos van a recordar esta foto", comentó por su parte Eisenstaedt, muerto en 1995.

Año tras año desde 2004, cientos de parejas rememoran el mítico gesto en el mismo lugar de la Gran Manzana en un acto organizado por Times Square Alliance, una organización sin ánimo de lucro. La propia protagonista participó en alguno de estos actos. Incluso hay una estatua, realizada por Seward Johnson y titulada Unconditional surrender, que se exhibe durante varios días en la calle donde se realizó la fotografía.




Fuentes:

viernes, 25 de noviembre de 2011

Otoño en el Parque del Oeste: Junto al estanque


Este parque es uno de los espacios verdes más importantes de Madrid, está al lado de la zona universitaria y tiene un trazado general de jardin inglés, con una fuerte inspiración naturalista. Tiene una gran variedad de árboles, se pueden encontrar entre otros: coníferas, cedros del Líbano, chopos, tilos, hayas y ginkhos. Este parque ha sido testigos de hechos históricos de duro recuerdo, ya que en él tuvieron lugar episodios de la guerra civil española e incluso fue la tumba de los fusilados del 3 de mayo de 1808.

A pesar de los tristes sucesos de los que ha sido testigo, actualmente cuando lo visitas y paseas por él las únicas sensaciones que te deja son de paz y serenidad, como pude comprobarlo hace unos dias cuando estuve alli haciendo fotos con una amiga, que me propuso ir a hacer una ruta fotográfica, me encantó el paseo e hice bastantes fotos, algunas de las cuáles las voy a ir colgando a lo largo de varias entradas. En la entrada de hoy he seleccionado algunas de las que realicé al lado de un pequeño estanque.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...