La vida está llena de bellos y pequeños instantes irrepetibles

jueves, 15 de diciembre de 2011

El Hayedo de Montejo al final del otoño


Tenia muchas ganas de conocer el Hayedo de Montejo, un bosque cuya existencia se remonta a la última glaciación. Está en el norte de Madrid, en la misma frontera con la provincia de Guadalajra. Tiene sólo 250 hectáreas, pero dicen que en el otoño se transforma en un lugar mágico y muy hermoso. Hace dos meses reservamos una cita para ir a visitarlo, ya que su acceso está muy protegido. La semana pasada fuimos por fin a verlo, hicimos la Ruta del Rio, un paseo por la orilla del rio Jarama.

La verdad es que yo me habia hecho la ilusión de encontrarlo todo con toda la gama de colores típica del otoño, a pesar de que ya el otoño se está acabando, pero lo único que encontramos fueron hayas y robles casi completamente desnudos de hojas. Aunque a pesar de mi decepción, el paseo resultó muy agradable y no volví con la cámara vacia, estas son algunas de las fotos que tomé en ese paseo. Por cierto, el guia nos contó que la fecha ideal para verlo en su plenitud de belleza otoñal es en la primera semana de noviembre. ¡Lo apuntaré y quizás la próxima vez pueda verlo con más colores!







6 comentarios:

  1. Los paisajes de mi infancia
    Dicen que en mi pueblo está uno de los tres hayedos más extensos de Europa (Junto con la Selva de Irati y la Selva Negra)
    Un hayedo o un robledal (Muchas veces juntos) en otoño, aunque las hojas estén en el suelo, siempre es un placer para los sentidos
    Por cierto, depende de los años lo que te dijeron. Este fue muy caluroso y, es posible que el hayedo pudiese estar pletórico hasta hace tres semanas

    ResponderEliminar
  2. Precioso!! para perderse por entre las hojas rojizas, con un buen libro.
    Suelo visitar hayedos en esta época del año, espero recuperar esa costumbre.

    ResponderEliminar
  3. Kikas, pasear entre árboles es siempre una maravilla, estén en la estación que estén, pero este Hayedo de Montejo tiene tanta fama que esperaba algo más, ya sabes lo que ocurre cuando idealizas algo demasiado ¿no? pero sin embargo aqui en Madrid he podido contemplar hayas perfectas de colorido sólo una semana antes de haber ido a Montejo, el próximo post será precisamente sobre un paseo de Hayas en Madrid y no digo más jejeje....

    Y por cierto, me han hablado de otro hayedo que me han dicho que es también una maravilla, el Hayedo de Tejera Negra, y ya me lo he apuntado para el próximo otoño.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Maria, vaya situación ideal que pintas jejeje.. un paseo en pleno otoño por un bosque de estos con un libro en la mano y bien abrigados ¡idílico! espero que vuelvas a retomar tu estupenda costumbre. Un saludito y gracias por pasarte y comentar,

    ResponderEliminar
  5. El hayedo de Montejo es popular por ser el más meridional de Europa, por nada más
    (Si a esto le añades que está en Madrid con gente capaz de llenar cualquier cosa que le pongan delante está todo hecho)
    Ya sabes, el marketing hace maravillas y convertir una excepcionalidad puntual en algo general no debe ser demasiado complicado
    Si quieres hayedos de verdad...vete un poquito al Norte, no son excepcionales...solo grandiosos

    ResponderEliminar
  6. Kikas, de la Selva Negra, de la que también hablabas, estuve hace años en un verano y me encantó y la Selva de Irati es uno de los lugares que más ganas tengo también de conocer. Quizás el año próximo pueda ir. Un abrazo,

    ResponderEliminar

Gracias por tomarte la molestia de dejar un comentario. ¡Que tengas un gran dia!

Thanks for taking the trouble of leaving a comment. Have a lovely day!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...